Resumen

Las enfermedades oncohematológicas son con frecuencia patologías graves y requieren un tratamiento intensivo. El trasplante de médula ósea (TMO) es en muchos casos la única forma de lograr la curación o prolongar la sobrevida de estos pacientes.
En la actualidad no existe un programa formal de TMO para los pacientes con estas patologías que se atienden en los hospitales públicos del Gobierno de la Ciudad. Para que un paciente pueda acceder a un trasplante se requiere un proceso administrativo complejo para obtener un subsidio del Estado, generando demoras y dificultades, lo que lleva con frecuencia a una situación de inequidad. El objetivo de este análisis es describir las características clínicas y sociales, el tiempo de demora al trasplante y las fuentes de financiamiento. Además explorar su posible asociación con la evolución en una cohorte de pacientes no seleccionados atendidos en un hospital público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que recibieron un TMO entre los años 2000 a 2017. También analizamos los datos de un breve registro de los pedidos, evaluando los TMO realizados / no realizados y las posibles causas por las que no se pudieron concretar. Durante este período, 88 pacientes fueron sometidos a TMO, 50 autólogos y 38 alogénicos (8 no relacionados y 6 haploidénticos). La financiación en el 40.9% de los  casos fue del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (CABA). El tiempo transcurrido desde la solicitud hasta el trasplante fue mayor en pacientes sin otra cobertura que la del hospital público (CABA),
siendo de 8,37 vs 3,8 meses, para los que sí tenían cobertura. Hubo mayor dificultad en lograr el TMO en el primer grupo comparado con aquéllos con un financiamiento diferente que el estatal.
El acceso de los pacientes al trasplante está mejorando en los últimos años como lo muestra el incremento registrado en el número de trasplantes en los diferentes períodos. Dado el pequeño número de pacientes y la heterogeneidad de cada grupo en cuanto a diagnósticos y tipo de TMO, no es posible sacar otras conclusiones con valor estadístico.
Se están realizando esfuerzos para cambiar los complejos procedimientos administrativos para lograr el acceso a los trasplantes de aquellos pacientes sin cobertura médica, y también para tener un registro de las necesidades reales de trasplantes de nuestra población. Sería esperable que estos cambios pudieran ayudar a brindar un acceso más equitativo a esta valiosa herramienta terapéutica para todos los pacientes.