Resumen

El enfoque diagnóstico y terapéutico de los linfomas agresivos en pacientes añosos es extremadamente relevante en la práctica diaria, ya que la mayoría de los afectados tiene más de 65 años. Este subgrupo de pacientes, comúnmente poco representado en los ensayos clínicos, presenta mayor fragilidad, toxicidad vinculada al tratamiento y morbimortalidad comparado con los jóvenes. No obstante, en casos seleccionados, se benefician de tratamiento intensivo. En este trabajo revisamos, con un enfoque práctico, la evidencia publicada en relación al diagnóstico y tratamiento de linfomas B agresivos en esta población. Se destaca la importancia de incorporar la evaluación geriátrica integral como herramienta fundamental para la elección del tratamiento adaptado al paciente.