Resumen

Ante la reciente presentación de un nuevo proyecto esta vez unificado (incluye 3 proyectos), consideramos necesario dar nuevamente nuestra opinión con la finalidad de actualizar el tema a la fecha para el conocimiento de toda la ciudadanía.


Se cumplieron casi tres años (marzo 2016) de nuestro primer informe(1) acerca del proyecto inicial sobre la Ley de Trombofilia, que fue votado y vetado en 2016, y más de un año (junio 2017) de nuestro segundo informe sobre el Nuevo Proyecto de Ley 2017 (Diputada M. F. Raverta). Ambos informes fueron entregados oportunamente al Ministerio de Salud de Nación(2) y posteriormente publicados en la revista Hematología(1,2).


Manifestamos que seguimos profundamente preocupados por la inadecuada difusión del tema y la falta de toma de decisiones para asumir cómo manejar el verdadero problema que plantean miles de mujeres: que es el estudio de trombofilia como herramienta para el manejo del aborto recurrente y de las complicaciones gestacionales.


Es por dicho motivo que pusimos como título de esta publicación que se sigue entrando por la puerta inadecuada al diagnóstico y manejo de estas complicaciones.


En nuestra publicación previa hicimos un análisis profundo del proyecto de la Diputada María Fernanda Raverta(2) y no volveremos a extendernos en este punto. Sí consideramos importante mencionar que luego de dicho proyecto, y en concordancia con nuestra opinión, la Academia Nacional de Medicina (ANM) se expidió en forma independiente sobre el mismo(3) y fue difundido entre legisladores y colegas médicos. Dicho documento está a disposición de la población en la página web de dicha institución y publicado en la revista Hematología de acceso libre.