Resumen

Los pacientes con hemofilia NO tienen un riesgo incrementado de padecer la enfermedad o de presentar una forma más severa.


Recomendaciones generales


A. Pacientes con hemofilia que actualmente reciben tratamiento con concentrados de FVIII o de FIX recombinantes estándar o de vida media prolongada, CCPa, rFVIIa o emicizumab.
• No hay motivo para modificar el régimen de tratamiento recomendado. 
B. Pacientes que reciben tratamiento con FVIII/ FIX derivados de plasma.
• La inactivación viral y los procedimientos de eliminación utilizados en su fabricación son suficientes para destruir virus con envoltura lipídica como el SARS-CoV-2.1.
• No se recomienda cambiar de producto. 
C. Todas las medidas para reducir la exposición a personas con COVID-19 deberían promoverse de manera proactiva entre todos los pacientes con comorbilidades (enfermedad cardiovascular, hipertensión, enfermedad pulmonar, obesidad, diabetes, VIH, edad avanzada), o que reciban esteroides y otros fármacos potentes supresores del sistema inmunológico (tener en cuenta pacientes con inhibidor que recibieron recientemente o están recibiendo inmunosupresores como tratamiento de inmunotolerancia).
D. Minimizar la necesidad de visitar a profesionales de la salud en hospitales o consultorios. La atención no urgente y las cirugías programadas deberían posponerse. 
E. El paracetamol se recomienda como antipirético en lugar del ibuprofeno y otros AINEs.
F. En caso de admisión hospitalaria de un paciente con hemofilia infectado con COVID-19 
• mantener buena comunicación entre el hospital al que ingresa el paciente y el hematólogo o centro tratante para manejo de la terapia de remplazo.
• informar al equipo si el paciente recibiera tratamiento con emicizumab (debido al riesgo de manejo inadecuado y de malinterpretación de los análisis de hemostasia por parte de profesionales de la salud no familiarizados con este fármaco).