Resumen

Grupos de riesgo (inmunocomprometidos)


A. Enfermedad oncológica, oncohematológica en tratamiento con quimioterapia en los últimos 6-12 meses, radioterapia, corticoides crónicos y otros tratamientos inmunosupresores (anticuerpos monoclonales, tratamientos antilinfocitarios y agentes biológicos).


B. Neutropenia secundaria a enfermedad oncohematológica o tratamientos inmunosupresores.


C. Trasplante de células progenitoras hematopoyéticas (TCPH). Se considera paciente de riesgo a aquellos pacientes que recibieron:
• trasplante autólogo hematopoyético dentro de los dos primeros años.
• trasplante alogénico hematopoyético dentro de los tres primeros años o si se encuentra a menos de un año de suspendida la inmunosupresión.


D. Disminución severa de las gammaglobulinas.


E. Alguna otra enfermedad que provoque una depresión severa de su sistema inmunológico.


F. Pacientes con drepanocitosis.


Recomendaciones generales
• Consignar claramente en la historia clínica del paciente que las decisiones sobre las conductas diagnósticas y terapéuticas se toman en el contexto de la pandemia por COVID-19.
• Minimizar la concurrencia de los pacientes a la Institución, muchas de las consultas por controles periódicos podrán ser reprogramadas para el futuro o bien hacerlo vía telemedicina.
• Estimar el stock de medicación mensual para evitar circulación innecesaria del paciente y/o sus familiares. Esto es a criterio de cada profesional y condición clínica del paciente.
• Promover la donación de sangre y plaquetas por parte de los familiares y allegados de los pacientes.


En el contexto actual la falta de hemocomponentes puede ser un obstáculo para el correcto tratamiento y soporte transfusional.
• Reforzar las recomendaciones de prevención de infecciones respiratorias a los pacientes:
1. Higiene de manos: lavado frecuente con agua y jabón o geles alcohólicos. Especialmente en los siguientes momentos:
- antes y después de cada contacto que se tenga con alguna persona.
- luego de tocar alguna superficie altamente tocada: teléfonos, teclados, picaportes, puertas y botones de ascensores, etc.
- después de toser o estornudar.
- después de manipular pañuelos.
-  antes de comer.
- después de realizar la limpieza de cualquier elemento o superficie.


2. Cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo o con un pañuelo descartable al estornudar o toser. Luego de desechar el pañuelo, realizar higiene de manos.
Recomendaciones para pacientes hematológicos


3. Evitar en lo posible tocarse los ojos, nariz o boca.


4. Evitar tocar con la mano superficies de alto contacto, como botones de ascensores, picaportes, puertas, barandas, etc. Cuando eso no pueda evitarse, se interpondrá un pañuelo descartable.


5. Ventilar los ambientes varias veces al día.


6. Limpiar frecuentemente las superficies y los objetos que se usan diariamente (mesas, llaves y grifos, teléfonos, teclados, tablas de inodoros, picaportes) con alcohol al 70% o solución de lavandina (10 ml de lavandina en 1 litro de agua).


7. Se recomienda la permanencia en su domicilio restringiendo las salidas sólo para la atención médica.


8. Evitar en lo posible el transporte público. En caso de no poder hacerlo, elegir horarios y transportes sin aglomeración de personas, mantenerse alejados da las personas que tosan y lavarse las manos luego de tocar asientos, manijas y barandas.


9. Evitar el saludo con besos, abrazos y con la mano.


10. No compartir mate ni otros utensilios que tengan contacto con la boca.


11. Utilizar barbijo quirúrgico (triple capa cuando asista a salas de espera dentro del hospital).


12. Utilizar máscara facial en la comunidad.


13. Evitar la automedicación.


14. Evitar el contacto con personas provenientes de países con trasmisión viral.


15. Evitar el contacto con personas con síntomas respiratorios y/o fiebre.


16. Mantener una distancia social de al menos un metro con las demás personas.


17. Minimizar las visitas al domicilio.


18. Recibir vacuna antigripal (paciente y sus contactos convivientes) y el esquema contra el neumococo: consultar al equipo médico.