Resumen

La anemia hemolítica autoinmune (AHAI) es una condición clínica caracterizada por hemólisis mediada por autoanticuerpos con o sin activación del complemento. Varios mecanismos se consideran responsables de la génesis de autoanticuerpos y la hemólisis; por ejemplo, los que alteran el ambiente de ontogenia y maduración celular así como el procesamiento de antígenos. Sin embargo, la hemólisis de origen inmune es sólo una de las causas de anemia hemolítica. Se estima que dos terceras partes de los casos son secundarios y acompañan a otras patologías hematológicas.
En las últimas décadas, el entendimiento de la naturaleza de los complejos inmunes compuestos por IgG,
IgM, IgA y fracciones del complemento ha brindado información importante para el tratamiento y pronóstico de los pacientes. El objetivo de esta revisión es describir las generalidades y clasificación de la AHAI, identificar la utilidad de la prueba de antiglobulina directa monoespecífica en la detección de los complejos inmunes asociados a la enfermedad y finalmente, describir la relación que existe entre la AHAI y otras patologías hematológicas.