Resumen

La aparición de los ITK significó un cambio revolucionario en la historia natural de la LMC, ya que permitió que los pacientes alcancen una expectativa de vida similar a la de la población general.


La adherencia al tratamiento ha demostrado ser un elemento fundamental para alcanzar respuestas profundas y sostenidas. Los efectos adversos (EA) dificultan la continuidad del tratamiento, comprometiendo la calidad de vida y reduciendo la posibilidad de lograr el objetivo terapéutico. El conocimiento de la toxicidad de estas drogas es indispensable en nuestra práctica diaria para permitir minimizar los EA y asegurar la adherencia. Aunque los datos de incidencia de segundas neoplasias son contradictorios, en muchas publicaciones constituyen una de las principales causas de muerte en esta población. Objetivos, material y métodos. Realizamos un estudio prospectivo, describiendo, según los CTCAE versión 5, la toxicidad observada en los 79 pacientes tratados con ITK de primera y segunda generación en nuestro centro, el tiempo medio para el desarrollo de EA mayores y el desarrollo de segundas neoplasias en el seguimiento. A su vez, evaluamos el efecto de la edad sobre la necesidad de interrupción por toxicidad de los diferentes ITK, el impacto de la interrupción sobre la probabilidad de alcanzar respuesta óptima y, en pacientes bajo tratamiento con dasatinib, la asociación de la presencia de inversión de fórmula leucocitaria con el desarrollo de toxicidad (diarrea y derrame pleural) y con la probabilidad de alcanzar respuesta óptima. Conclusiones. El perfil de toxicidad de los ITK fue similar al descripto en la literatura, no registrándose EA hematológicos más allá del primer trimestre de tratamiento. Se registraron 5 segundas neoplasias, ninguna hematológica, y fueron la causa de muerte de 3 de los pacientes, todos con respuesta citogenética completa. En nuestra población la edad no influyó en la interrupción o reducción de dosis. La interrupción del tratamiento por cualquier causa impactó en el objetivo terapéutico (respuesta óptima) sólo en el grupo imatinib, aunque no puede descartarse que el pequeño número de pacientes en tratamiento con ITK de segunda generación impida obtener conclusiones estadísticamente válidas. La inversión de la fórmula leucocitaria no se asoció a mayor toxicidad ni a mejores respuestas con dasatinib.