Resumen

Introducción: La obesidad es un factor de riesgo independiente para la enfermedad tromboembólica venosa (ETV) y para la recurrencia de la misma.
Considerando que el número de pacientes obesos ha aumentado significativamente en los últimos años, y que el tromboembolismo de pulmón es la principal causa de muerte hospitalaria prevenible, no existen dudas del beneficio de realizar tromboprofilaxis postoperatoria en estos pacientes. Sin embargo, la mejor estrategia en pacientes internados quirúrgicos obesos no está definida. Algunos estudios mostraron que valores adecuados de antiXa se alcanzan con dosis mayores a 40 mg/día. Los objetivos de nuestro estudio fueron: describir las estrategias de tromboprofilaxis en pacientes internados obesos quirúrgicos con evidencia del mundo real, y comparar la incidencia de ETV y sangrado mayor entre los pacientes que recibieron profilaxis con enoxaparina 40 mg/día versus 60 mg/día. 
Materiales y métodos: Se realizó un estudio de cohorte retrospectivo de pacientes obesos que se realizaron una cirugía mayor entre junio de 2010 y junio de 2017. Se analizaron el tipo de cirugía y la estrategia de tromboprofilaxis empleada en todos los pacientes. Se comparó la incidencia de ETV y sangrado mayor durante los 180 días posteriores a la cirugía en pacientes que recibieron enoxaparina 40 mg/día o 60 mg/día. 
Resultados: Se revisaron 3615 historias clínicas informatizadas y se incluyeron finalmente 452 pacientes. La edad promedio fue de 66.7 (±11.9) años, 203 (44.9%) eran hombres, y el índice de masa corporal (IMC) promedio fue de 33.9 (±3.5) kg/m2. La estrategia de profilaxis elegida con mayor frecuencia fue enoxaparina 40 mg/día (84.5%), seguida de enoxaparina 60 mg/día (5.1%). La incidencia de ETV dentro de los 180 días de la cirugía fue de 5,5% en el grupo de 40 mg/día y 4,35% en el grupo de 60 mg/día (RR de 0,79 (IC 95%, 0,11 - 5,62, p = 0,81)).
Cincuenta y siete pacientes (14,92%) tuvieron un episodio de sangrado mayor en el grupo de dosis estándar, mientras que no hubo eventos similares en el grupo de dosis altas. Sólo se observaron cuatro (1.05%) muertes en la cohorte, todas ellas en pacientes de la rama de 40 mg/día.
Conclusión: (conclusión sobre estrategias de profilaxis) Observamos una tendencia no significativa a favor del uso de dosis altas de enoxaparina para prevención de ETV, tanto en eficacia como en seguridad, aunque la muestra no posee el poder necesario para concluir que la misma es superior. Se necesitan estudios prospectivos y randomizados que evalúen desenlaces clínicos relevantes, para definir qué estrategia es mejor.