Resumen

La leucemia mieloide aguda (LMA) pediátrica representa el 20% de las leucemias agudas de la infancia.
La tasa de incidencia de LMA en los niños es sustancialmente menor que en los adultos, pero las probabilidades de sobrevida a largo plazo son mayores.
En las últimas décadas la aplicación de protocolos intensivos de quimioterapia, indicaciones más precisas de trasplante de médula ósea (TMO) y el soporte clínico lograron mejorar la sobrevida de estos pacientes, alrededor del 50 al 75% según los reportes internacionales. Sin embargo, las tasas de recaídas siguen siendo elevadas (25 al 40%) después del tratamiento primario. El GATLA ha realizado diferentes protocolos para la LMA siguiendo esquemas del grupo BFM a partir del año 1983. Presentamos los resultados del protocolo GATLA 8-LMAP´07, activo agosto 2007 hasta agosto 2017, fueron evaluables 226 pacientes, mediana edad 8 años (r:0,1 a 18 a). La leucemia promielocítica aguda (LPA) y LMA y síndrome de Down se evaluaron por separado. Se dividieron en 2 grupos de riesgo: riesgo estándar (RE) y riesgo alto (RA) según citogenético/molecular y respuesta al día 15 de la inducción. El tratamiento consistió en una doble inducción: AIE+ HAM, consolidación: Ai + haM, intensificación: etopósido y citarabina y mantenimiento sólo para los RA que no eran candidatos a trasplante. Los avances en biología molecular, citogenética junto con la experiencia internacional de otros grupos cooperativos han definido actualmente nuevos desafíos (diagnósticos, de estratificación de riesgos, régimen de tratamiento y soporte clínico) para la LMA. Teniendo esto en cuenta, el GATLA pediátrico diseñó una nueva Guía de Tratamiento, activa desde abril 2018.