Resumen

Los síndromes mielodisplásicos (SMD) constituyen un grupo heterogéneo de enfermedades hematológicas clonales cuya confirmación diagnóstica requiere de un equipo interdisciplinario para la evaluación clínica, la descripción cito-morfológica y el cariotipo, complementados con el estudio anatomopatológico de la médula ósea y del inmunofenotipo por citometría de flujo. La variabilidad en el curso clínico requiere de la aplicación de sistemas pronósticos HEMATOLOGÍA Volumen 21 nº 2: 127-138 Mayo - Agosto 2017 con el fin de poder precisar estrategias terapéuticas adaptadas a riesgo. El objetivo del presente trabajo consistió en relevar, mediante una encuesta, las herramientas diagnóstico-terapéuticas con las que cuenta el médico hematólogo de Argentina. La encuesta fue realizada por 195 hematólogos pertenecientes a todas las regionales de la SAH durante el XXII Congreso Argentino de Hematología. Se evidenció que los estudios complementarios al diagnóstico son solicitados, aunque la accesibilidad a los mismos difiera entre las regionales y las modalidades de atención. Los sistemas de estratificación de riesgo más utilizados son el IPSS y el IPSS-R. Los factores que el médico considera prioritarios para decidir el tratamiento del paciente difieren para el hematólogo de adultos y el pediátrico. Para el tratamiento de adultos se emplean con mayor frecuencia medidas de soporte, eritropoyetina y azacitidina, mientras que la indicación de trasplante alogénico de células progenitoras hematopoyéticas es más habitual entre los pediatras. La suspensión de los tratamientos se debe principalmente a la falta de respuesta, excepto con la terapia quelante, que presenta igual proporción de efectos adversos. Abordar la realidad argentina permitirá diseñar estrategias colaborativas para lograr el acceso y la equidad para nuestros pacientes.