Resumen

El estado mutacional de IGHV (immunoglobulin heavy variable region) ha sido establecido como uno de los factores pronóstico más importantes en LLC, permitiendo dividir a los pacientes en mutados (M), asociados a buena evolución clínica, y no mutados (NM), relacionados a pronóstico adverso. Diferentes estudios han demostrado la presencia de un repertorio sesgado de genes IGHV en LLC, así como la existencia de una fracción de pacientes que presentan BCRs (B-cell receptors) de alta homología, denominados estereotipados (BCREs). Los mismos se encuentran agrupados en clústeres definidos en base a la similitud de la secuencia de aminoácidos (aa) de la región VH CDR3 (variableheavy chain complementarity-determining region 3), entre los cuales los clústeres #1, #2, #4 y #8 son los más frecuentes y se hallan relacionados con el curso clínico de la enfermedad. El objetivo de este estudio fue analizar el estado mutacional, el uso de genes IGHV y la expresión de BCREs en pacientes con LLC de diferentes países latinoamericanos en un estudio multicéntrico desarrollado en el contexto del Grupo Latinoamericano de LLC (LAG-CLL). Nuestra cohorte incluyó 431 pacientes con LLC no seleccionados de Argentina (253), Uruguay (99) y Venezuela (79). El análisis de los datos mostró una sobrerrepresentación de casos mutados. Con respecto al uso de la familia IGHV, se encontró una distribución VH3>VH4>VH1 en Argentina, mientras que VH3>VH1>VH4 estuvo presente en los demás países. Los genes más frecuentemente utilizados fueron IGHV1-69, IGHV3-23 e IGHV4-34. IGHV3- 21 estuvo presente en el 10% de los pacientes venezolanos, pero mostró frecuencias más bajas en la cohorte uruguaya (2%) y un porcentaje intermedio en la serie argentina (6,7%). Los BCREs estuvieron presentes en 15.2% del total de casos. Se detectaron dos nuevos clústeres potenciales. El gen IGHV3- 21 siempre se incluyó en el grupo heterogéneo en la cohorte venezolana. La serie argentina exhibió sobrerepresentación del clúster #2 (3,13%), mientras que Uruguay mostró la frecuencia más alta de clúster #4 (4,04%). Los pacientes con LLC de Venezuela mostraron porcentajes muy bajos de clústeres mayores (5.1%). Estos resultados constituyen los primeros datos integrados de países latinoamericanos y muestran diferencias interesantes, que reflejan variaciones genéticas y/o diferencias en los factores ambientales que operan en la patogénesis de la LLC en este área geográfica particular.